Confianza

A primera hora tenía la segunda reunión con María para..

Confianza

A primera hora tenía la segunda reunión con María para preparar la dinámica de conocimiento de las personas que vamos a componer en el grupo de Innova. Después de lo que hemos hablado se van a quedar sorprendidos.

De nuevo, con qué facilidad hablo contigo, gracias por ese rato de trabajo tan enriquecedor.

A última hora de la mañana he tenido E. Física con los chicos de clase, les he propuesto un juego (la cuatro esquinas), es un juego de lo más simple: uno en el centro y cuatro ocupan cuatro esquinas, los de las esquinas pueden intercambiar posiciones y el objetivo es que el del centro corra para conseguir una de las esquinas antes de que lleguen los demás. Si sales de una esquina, no puedes volver a ella (esta regla es clave)

El juego es simple. Su evolución, genera posibilidad de reflexiones, vamos a ver lo que ha pasado,

  • Algunos toman la decisión para intercambiar posiciones de generar una contraseña que sólo ellos conocen, aunque digan salgo, cambio, … etc, no saldrán sólo si dicen la palabra clave. Esta opción de generar códigos en los equipos, ayuda a generar complicidades que enriquecen siempre que todos sean partícipes
  • Otros salen a la aventura, sin tener una esquina a la que acogerse, esperando que su iniciativa obligue a otros a salir. Esto funciona hasta que los compañeros se dan cuenta. Esta opción de compañeros aventureros y amantes del riesgo, gusta al principio o algunas veces y los demás te apoyarán si no se repite continuamente.
  • Otros engañan a los compañeros, haciéndoles salir de su esquina (recordad que no pueden volver) y ellos se quedan fijos viendo como el del centro ocupa la esquina y su compañero pasa a ser quien la paga. Éstos, suelen alardear de entretenerse de disfrutar viendo cómo pillan al otro. En ese momento, en el equipo se produce una transformación, los jugadores dejan de querer intercambiar, NO SE ATREVEN. Se genera un ambiente de “miedo”. Qué importante es en los equipos, generar confianza para que los demás se atrevan aunque luego haya errores. Qué complicado es hacer equipo con aquellos que disfrutan con “lo malo que le pasa al otro”… Salvo que nos demos cuenta todos que es SÓLO UN JUEGO.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your comments (*)

Name (*)

Your full name please.

Email address (*)

Used for gravatar.

Website

Link back if you want.